Una meta sin motivo es tan solo un deseo

“Me creí eso de que el éxito consiste en llegar a lo más alto y ganar mucho dinero. Conseguí todo lo que este sistema dice que debes lograr para ser feliz, pero cuando alcancé mi cima me sentí vacío.”

Fragmento del libro “El hombre que tuvo la fortuna de fracasar” de José Luis Montes (ex directivo de multinacionales como Epson, Xerox y Tech Data).

Me enseñaron que equivocarse estaba mal, que había que evitar el fracaso; ahora sé que quien nunca fracasa es un verdadero fracasado. Me enseñaron que tenía que buscar la seguridad en un trabajo; ahora sé que el sistema laboral es un sistema de esclavitud moderna y que mi libertad no la paga ningún sueldo. Me enseñaron que eso de ser feliz y hacer lo que te apasiona era de locos y soñadores; ahora sé que que la mayor locura es morir sin haber al menos intentado luchar por tus sueños. Me enseñaron que la felicidad estaba en la meta: un buen trabajo, un buen coche, un buen salario; ahora sé que mi felicidad depende de mí, que la llevo por dentro. Me enseñaron que debía conformarme con las circunstancias, como si mi vida no fuera conmigo; ahora sé que con autoresponsabilidad y compromiso puedo conseguir lo que me proponga y crear la vida que me dé la gana.

Si tu vida actual no te hace vibrar, analiza cada aspecto de tu vida (autoconocimiento, profesión, amor, salud, finanzas, ocio, familia y amigos). Define estos 4 factores clave:

META: ¿qué quiero conseguir?
✅ MOTIVO: ¿para qué quiero esa meta?
✅ EMOCIÓN: ¿cómo me sentiré cuando lo consiga?
✅ ACCIÓN: ¿qué debo hacer para lograrlo?

Puedes también hacerlo en términos generales. ¿Cuál es tu súpermeta? ¿Y tu súpermotivo?

Paz, amor y mucha vida ☘️
¡Feliz tarde, familia!

Leave a Comment.

© Todos los derechos reservados. Web creada por HUMANS.