¡Despierta!

Donde pones tu foco pones tu energía, ahora toda la energía planetaria está puesta en el coronavirus como es lógico: todo el mundo habla de ello, ha alterado por completo la vida de la humanidad y su impacto probablemente haya sido el detonante de un nuevo despertar. Pero hay algo todavía más contagioso: el miedo y esa baja vibración ocasionada por poner foco en el “problema”.

Ya todos sabemos lo que está pasando, pero quizás sea un buen momento para comprender no-superficialmente lo que estamos viviendo y reflexionar acerca de lo que viene para empoderarnos. Son tiempos de cambio, se avecina una transición que puede durar años. Quienes no eleven ahora su nivel de consciencia lo van a llevar muy mal. Ya nada va a volver a la normalidad, ya nada volverá a ser como antes. Y esto no es malo, es una realidad que debemos aceptar para salir reforzados.

Es la decadencia del capitalismo neoliberal, todo esto pone (otra vez) en evidencia la fragilidad de un sistema industrial que nos tiene esclavizados, en los próximos meses veremos como se suceden los intentos por perpetuarlo con inyecciones de capital para dar liquidez a los bancos, un dinero que usarán para conceder créditos (recordemos que el mal llamado “estado del bienestar” se sostiene gracias a la deuda que contraemos).

Pero yo quiero ir más allá, es el momento de con(s)cienciarnos y anticiparnos al nuevo mundo al que nos vamos a enfrentar cuando salgamos de casa. Porque la gran pandemia es la que viene con una nueva tendencia al teletrabajo, una digitalización obligada de las empresas, reinvención profesional, trabajadores independientes, un nuevo modelo económico y político, censura y recorte de derechos y libertades a corto plazo (viajar se convertirá en un lujo y seguramente habrá vacunas obligatorias para todos), un periodo más dictorial con revueltas sociales, el inicio de un nuevo paradigma educativo (que sustituya poco a poco al adoctrinamiento industrial), una revolución espiritual, un despertar masivo de consciencia, etc.

No hace falta ser profeta para adivinarlo, basta con estar un poco despierto. Igual es el momento de despertar para que todo esto no nos pille por sorpresa.

 

[TEXTO PUBLICADO EN INSTAGRAM]

Leave a Comment.

© Todos los derechos reservados. Web creada por HUMANS.