Deja de hacer esa mierda que odias

Si quieres ser feliz y sentirte libre, primero tienes que limitar lo que te limita y eliminar todo aquello que consume tu energía. Dejar de hacer esa mierda que odias no es una elección personal, es una necesidad si quieres ser dueño de tu vida, si quieres vivir con propósito haciendo lo que verdaderamente amas. El primer paso es identificarlo, desaprender y cuestionarlo todo, reconocer que necesitas un cambio. Tan solo una minoría emergente se atreve a confrontar con valentía sus miedos para romper con todas esas creencias autolimitantes heredadas de nuestros padres, del entorno cultural, social y familiar. ¿Cómo saber si vas en la dirección correcta? muy fácil: ¿cómo son tus resultados? ¿estás logrando alinear tus expectativas con tus metas? ¿sientes plenitud, entusiasmo, agradecimiento y alegría? ¿te sientes vivo? ¿te flipa tu vida? Sé sincero contigo, no estamos aquí para juzgar a nadie… al contrario: de la autoaceptación surge el cambio verdadero.

Trabaja en ti más que en tu trabajo, trabaja en tu marca personal, en tu propio crecimiento, en tu legado. Empieza a mostrarte al mundo tal y como eres, expresando tus dones y talentos para ser tú mismo en todo su esplendor. Trasciende tu autoconcepto ordinario para sacar tu superpoder o tus superpoderes, esa capacidad o capacidades innatas e ilimitadas que llevas por dentro escondidas entre capas y capas de miedos.

Paz, amor y mucha vida ☘️
¡Feliz tarde, familia!

Leave a Comment.

© Todos los derechos reservados. Web creada por HUMANS.