,

8 consejos para ser ultraproductivo

Mucha gente me pregunta sobre mis trucos para organizarme y ser “ultraproductivo”. En este post te voy a dar 8 consejos para ser más eficiente y poder así cumplir con todos tus objetivos. Todos ellos basados en mi propia experiencia personal. ¡¡Vamos a darle caña!!

Como ya sabes, este año me he planteado un súper reto de cumplir 580 objetivos: escribir 350 posts para este blog, leer 50 libros, grabar 50 vídeos para mi canal de youtube o escribir 12 ebooks, entre otras cosas. Todo esto evidentemente se suma a mis clientes, proyectos, viajes… y en general, a mi vida personal (que también la tengo). Parece un poco locura (y lo es), pero es que si fuera fácil lo haría cualquiera… y entonces no tendría ninguna gracia. Siempre me ha gustado marcar la diferencia, creo que la única manera de exprimir todo nuestro potencial es viviendo al límite, poniéndonos a prueba. Hay que experimentar.

Antes que nada me gustaría dejarte claro que no me considero “ultraproductivo”, es posible que dentro de un año no pueda decir lo mismo (más que nada porque para alcanzar esos 580 objetivos voy a tener que serlo). Por otra parte, la clave de la productividad está en la organización: hace unos años era un completo desastre, desde que empecé a organizar y planificar mejor la cosas cambiando una serie de hábitos mi productividad ha mejorado muchísimo así que si yo he podido, cualquiera también puede hacerlo pero vas a tener que poner de tu parte. Es por eso, que te voy a dar 8 consejos desde mi propia experiencia (nada de teoría ni de palabrería barata leída en ningún libro):

1) LEVÁNTATE ANTES

Sí, amigo/a… empezamos fuerte. Sé que este punto “duele” pero no hay otra. Me he pasado muchos años estudiando a los cracks del mundo, leyendo biografías y analizando sus hábitos. Las personas más exitosas del mundo son madrugadoras. TODAS. Entre tú y yo… no creo que sea casualidad. Y es que por la mañana temprano es el momento más productivo del día, es justo ahí cuando somos más eficientes. Yo empecé a coger ese hábito de madrugar MUCHO hace un año cuando puse en marcha mi proyecto megustalavida: durante 9 semanas estuve durmiendo en el suelo de una oficina que ni siquiera era mía, para evitar que me pillaran me levantaba a las 5am todos los días, de lunes a viernes de forma ininterrumpida. Algún día te contaré bien esta historia. Desde entonces me levanto a esa hora (excepto cuando tengo picos de trabajo que me acuesto muy tarde y para evitar ser un zombie me veo obligado a retrasar mi alarma). Cuando madrugas empiezas el día tomando ventaja… ¿Sabes lo maravilloso que es empezar el día 2 horas antes que el resto del mundo? Eso significa 14 horas de ventaja cada semana, ¡casi 60 horas al mes!

2) MÁRCATE OBJETIVOS

Obviamente: sin propósitos no vas a ser productivo. Debes tener metas. Y ojo, que deben ser metas alcanzables… esto no quiere decir que no te marques metas grandes, sino que dividas esa meta en metas más pequeñas así irás consiguiendo pequeños logros que te irán animando a seguir aspirando al resto de objetivos, ya que irás de algún modo engañando a tu cerebro. Yo tengo objetivos a corto plazo (3 meses), medio plazo (6 meses) y largo plazo (un año). Escríbelos en un excel, en una hoja de papel, etc. dónde quieras. Pero escríbelos, cúmplelos y no procrastines (del verbo procrastinar: posponer las cosas). ¡No te autoengañes!

3) ENFÓCATE A MUERTE

Siempre he tenido un problema de enfoque… y no, no me refiero a la miopía (llevo lentillas); creo que un gran problema a la hora de organizarnos reside en el foco. Focus, qué bonita palabra. ¿Sabes que la llevo tatuada? Me lo hice cuando estuve trabajando como repartidor en Australia con una furgoneta para una empresa de transporte: quería sacarme un dinero extra, pero fue duro porque lo compaginaba con más cosas… era una matada y me di cuenta de lo importante que era mantenerme enfocado a la carretera y al GPS para no perderme, para cumplir con el timing, de lo contrario era imposible cumplir con el horario. Recuerdo que los primeros días terminaba 2-3 horas más tarde. No podía perder ni un segundo, valoraba tanto mi tiempo que no podía permitirme aquello: me tatúe la palabra “focus” en la parte interior de mi mano derecha para verlo mientras conducía. También escuchaba podcasts en lugar de música para motivarme, pero esa es otra historia que ya te contaré (tengo tantas cosas que contarte jajaja). Ahora aplico aquello a mi vida personal y profesional para ser más eficiente. Cuando estés haciendo una tarea enfócate a muerte en ella, como si fuera lo último que tienes que hacer en esta vida. Olvídate del resto. Y esto me lleva al cuarto consejo…

4) EVITA DISTRACCIONES

Cada vez que perturbas tus niveles de concentración estás alterando tu foco y, por ende, tu productividad. Evita distracciones como las que generan el teléfono, las redes sociales, la televisión, internet, los emails. etc. cualquier cosa que te distraiga. Yo sigo trabajando en ello. Para esto creo que es importante dormir bien (que no mucho), hacer deporte (al menos media horita de ejercicio cada día) y comer adecuadamente (comer de forma saludable y variada, incluso estando de viaje o viviendo como ahora estoy yo en un país como Sri Lanka dónde todo es arroz, noodles y fritos jajaja). He comprobado que esto influye (y mucho). En este punto quería remarcar que yo HAGO TRAMPAS, me explico: para cultivar mi “ultraproductivdad” me vine a Sri Lanka, necesitaba desconectar del mundo para conectar 100% con todo lo que estoy haciendo; llevo aquí casi 3 meses prácticamente solo en un pueblo perdido al norte de la isla. No, no hace falta que tengáis una vida “ermitaña” pero tenéis que buscar vuestra forma de alejaros de todas esas distracciones que precisamente os alejan de vuestros objetivos.

5) HAZTE UNA LISTA DE TAREAS

Fundamental: todo por escrito, familia. Yo utilizo apps como Wunderlist (las he probado todas y esta es la que más me gusta) o el propio bloc de notas del teléfono, si eres más tradicional utiliza un cuaderno. Para temas de trabajo utilizo Asana. Hazte una listas de tareas por prioridades, yo cada día dedico media hora antes de empezar a darle caña al día; es más, desde hace poco organizo mis días el día anterior, y a cada tarea le asigno un tiempo. Esto me lleva al siguiente consejo…

6) UTILIZA UN CALENDARIO

Anota todas tus tareas con timings. Por simplificar, hay dos tipos de tareas: tareas recurrentes (aquellas que se repiten todos los días: desayunar, hacer ejercicio, leer, etc.) y tareas casuales (lo que vayas haciendo en el día a día, tareas que no haces siempre). Es importante tener una agenda porque te permite planificar y tener una óptica de todo lo que tienes que hacer, esta es la única manera para escalar de tu “Yo desastre” a tu “Yo productivo” y por ende al “Yo ultraproductivo”. Utiliza Google Calendar o el propio calendario de tu teléfono. Lo importante es que te sientas cómodo/a con ello (utilices las herramientas o apps que utilices). Cada uno debe encontrar su propio sistema que deberá ir afinando con el tiempo.

7) APRENDE A MANDAR A LA MIERDA

Ni te imaginas lo importante que es este punto… a veces, por el motivo que sea, aceptamos cualquier trabajo, cualquier proyecto o simplemente dejamos que cualquier persona consuma nuestra energía (llamadas, mensajes, whatsapps, etc.). Pues sí, todo eso te afecta (incluso a veces sin darte cuenta). Debemos aprender a decir que NO, debemos aprender a despedir clientes, soltar proyectos o simplemente apartar de nuestra vida a todas aquellas personas que roban nuestro tiempo de manera negativa. Algunas veces son amigos o amigas que no te han hecho nada, pero tienes que educar al personal para que respeten tu espacio. Todo eso afecta a tu productividad. NO aceptes cualquier trabajo, en ocasiones tendrás que “perder” dinero… cuando dices NO a una “oportunidad” que realmente no te pone, estás dando una verdadera oportunidad a nuevas opciones que te apasionarán tanto que te harán ser ultraproductivo. Y esto me lleva al último consejo de hoy…

8) ¡¡HAZ LO QUE TE DA LA GANA!!

Lo sé… estarás pensando: “joder Alberto, no siempre puedo hacer lo que quiero, tengo que pagar facturas o cumplir con unos compromisos.” Vale, te entiendo. Admito tu argumento peeero… con “peros”. Me explico: puede que ahora no puedas hacer lo que te da la gana, pero mi recomendación es que trabajes en la dirección adecuada para conseguirlo. Yo tampoco podía hacer lo que me daba la gana hace 10 años cuando estaba de deudas hasta el culo, pero busqué soluciones… poco a poco fui soltando lastre y tardé muuuucho tiempo en desprenderme de todo aquello. Tampoco dejé un trabajo que me tenía amargado de un día para otro, me marqué unos objetivos y me hice un plan de acción. Es imposible ser ultraproductivos haciendo lo que NO nos da la gana, sólo podrás ser súper eficiente haciendo lo que de verdad amas, haciendo aquello que te haga sentir vivo/a.

Y eso es todo (por ahora). Espero que estos consejos te ayuden a mejorar tu productividad. Poco a poco, tampoco te agobies. Ya sabes que en mi biblioteca de recursos para emprendedores (y en general para cualquiera con ganas de mover el culo) voy añadiendo herramientas y recursos útiles. Lo importante es empezar a organizarte mejor DESDE HOY apuntando todo y planificando tus cosas. Ya sabes que estaré encantadísimo de leer tu opinión, tu experiencia o cualquier duda o pregunta que tengas. Déjame lo que quieras abajo en los comentarios y nos vemos en el siguiente post.

¡¡Un abrazo gigante familia!!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)
8 consejos para ser ultraproductivo, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *